La trayectoria de la gallina

Hacía ya tiempo que corría la gallina 
Todavía no había llegado a su velocidad máxima.
Las plumas de barlovento, emborracha por su rapidez,
Llena de energía, ahíta de juventud, iba volando todo recto.

La gallina no quería someterse, y apretó el acelerador
Pero no consiguió nada, la chica se quedaba adelante.
Cuando vio la mirada del gallo hacia la jovencita
Abruptamente, la gallina se paró.

Cuando atravesaba el corral
Sentía al gallo muy orgulloso de ella
Su familia también por supuesto, la miraba de reojo diciéndola:
¡ Tu eres la mas rápida de todas,  llegarás lejos ! 

Agotada por una larga carrera baja su mirada al suelo
Y por primera vez, vi las huellas de su propia trayectoria.
No era una línea recta sino curvas enredadas
Donde la llegada y la salida quedaban al lado.

Motivada por tanto reconocimiento, aceleraba todavía más
Con los años, su técnica había mejorado
Sentía que resistía el recorrido  
¡ Su vida era tan intensa, rebosaba de gozo !

Pillada en su velocidad, embriagada por su ego
Había sacrificado todo por un sueño de  poder
Su vida, su familia todo lo que tiene importancia
Su trayecto – se lo daba cuenta – tenía ningún sentido.

No tenía tiempo, ni para los otros ni para ella-misma
Cuando el deber lo requiere, no hay manera
Tenía responsabilidades… Ella
Entonces, corría, corría, corría siempre todo recto

La velocidad es peligrosa si oculta el vacío.
Cuidar su camino, quizá es mostrarse más lúcido.
Si a la primera parada, tu mundo se derrumba
Tal vez es que sigues…...una trayectoria de gallina.

Un día, la gallina  sintió que le crecían alas
Como el corral estaba lleno, aceleraba otra vez.
Sabía que era el día de su triunfo. Lo daba por supuesto
Hasta que delante de sus narices, una chica pasó

 

contenidos © Roveratocreado en Bluekea